Acerca de

Unaviocargadode.

El nombre de este portal es el de un viejo juego infantil muy sencillo en el que un grupo se coloca en círculo, alguien tiene una pelota o un pedazo de tela llena de nudos, y se lo avienta a otro mientras le dice “ahí va un navío vío vío cargado de…”; quien lo recibe  debe cacharlo y terminar la frase. Se puede acordar entre todos que ésta tendrá que referirse a animales, plantas, ciudades, comida, nombres propios u otras.

En este caso, la pelotita del juego del navío será el contenido de este portal.  Quien lo lea, el destinatario de ella, algo tiene que decir, que decidir o qué hacer con esa información y enviársela a alguien para que haga lo mismo.

Habrá quien opte por dejar de lado el juego.  Quien imagine un gran barco de velas flotando en aguas de alta mar, un navío que se deja llevar por las olas, comandado por un navegante que despliega y mueve velas  para obligar al viento a empujarlo. ¿Qué cargas, marinero, en tu navío?

También habrá quien se considere a sí mismo un gran buque movido por el tiempo que pasa, cargado de  ideas, de familia, apegos, sueños, trabajos,  cuitas, amores, emociones, conocimientos,  vida.  ¿De qué está cargado tu navío?

Esperen un momento, dirá alguien más, el sitio no se refiere a un navío sino a un avío: las provisiones que lleva un pastor al campo, los utensilios que guarda juntos la costurera, el escritor, la cocinera, el carpintero, para hacer su trabajo.  Lo que cargas en tu avío dice de ti algo de lo que eres.  Este portal es entonces, desde este significante, un avío que vamos a llenar de provisiones y  herramientas con las que podamos construir una relación más armónica con la naturaleza que nos rodea y de la que formamos parte.

Cualquiera que sea el significado que quieras atribuirle, aquí vamos a difundir y compartir nuestros avíos, reflexionar sobre quiénes somos en el mundo y llamar a una cruzada para vivir una buena vida biodiversa e incluyente, por nosotros y nuestros hijos, nietos y bisnietos.  Te invitamos a subir en nuestro navío cargado de…  y participar con tu avío cargado de…

Información sobre mí.

Marta Alcocer es conocida como radioasta, videoasta y ecologista mexicana.  Radica desde hace varios años en Malinalco estado de México.   Ha escrito numerosos guiones de radio para niños y adolescentes, participando en series como Radiosí, Amorcito Corazón, Los Tremendos Libros y otras  (Producción de Marta Romo para Radio Educación), y  en Radio Rin, la Estación de los Niños.   Es autora de cuentos como “Déjame darte la Receta” (Libros del Rincón), Jacinta y las Bolsas de Plástico (Magenta),  María y el Polvo debajo del Tapete (colección Kipatla, Comisión Nacional para la Prevención de la Discriminación); para jóvenes de secundaria escribió el cuento “Puerquitos Morados” (IEE DF) y el libro “Qué Hacemos con la Naturaleza” (Santillana). En 1996, decidió experimentar con la agricultura ecológica, y después de producir y vender durante más de dos años frutas, verduras y huevos orgánicos y aprender el manejo sostenible de una parcela,  elaboró un proyecto de serie de videos para el Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa que se llamó La Tierra Viva, escribió el guión y dirigió siete de ellos e hizo la producción ejecutiva de los trece.  Esto implicó un recorrido por los proyectos productivos alternativos que se llevaban a cabo en distintos estados de la república.  Como realizadora independiente escribió, dirigió y produjo videos como Angelina la Partera, Ay Malinalco cómo te queremos y otros.  De 2013 a 2015 dirigió la Casa de Cultura de Malinalco, y ahora ha desarrollado un proyecto de educación por la biodiversidad y está conjuntando un acervo histórico de documentos, fotos, libros y artículos sobre la biorregión de Malinalco.

A %d blogueros les gusta esto: